martes, 4 de diciembre de 2007

Recogiendo Olivas

Recogiendo Olivas:

El Sábado 24 de Noviembre, nos invitaron unos buenos amigos a su campo, en Lumpiaque, para recoger olivas, labor muy típica de estas tierras.
Tras protegernos las manos con unos guantes, empezamos a “peinar” los olivos con unas “rasquetas”, de modo que todas las aceitunas quedasen en los “paños” que se ponen alrededor del olivo, evitando así que cayeran al suelo… Al principio, nos cuesta un poco, ya que es la primera vez que realizamos esta tarea, pero conforme peinamos vamos cogiendo soltura… :)
Al estar bastante gente trabajando, rodeamos al olivo, empezamos a peinarlo y antes de que nos demos cuenta, hemos terminado.
El trabajo no me ha resultado ni duro ni difícil, ya que el ambiente era amigable y distraído. Nada comparado con los tradicionales jornaleros, que trabajaban de sol a sol…
El tipo de olivas que recogíamos tiene el nombre de “Arbequina”, es negra, como se ve en la foto. Los olivos son centenarios pero pequeños.

Mientras unos peinamos olivos, otros colocan las “parvas”, para agilizar la labor.
Las “mallas” se sujetan con piedras, para que no se las lleve el aire… Hay que tener mucho cuidado de no pisar las olivas, mientras se peina el olivo…

Cuando hay suficientes olivas en las redes, estas se vuelcan en un “tamiz” para separarlas de las hojas y ramas, una vez limpias caen al contenedor del tractor.


















Aquí estamos todos los recolectores…






Hacemos un breve descanso para comer, ¡¡esta todo riquísimo!!.


Como hace mucho frío, viento, y además hay que aprovechar lo poco que queda de luz, nos ponemos manos a la obra. A las 16:30 terminamos de peinar los olivos, una vez llenado el contenedor del tractor. Nos vamos directamente a la cooperativa “San Francisco de Asis”, para dejar las olivas que terminaran siendo aceite.
Sobre todo quiero agradecer a Ramiro, que nos explicara todo tan detalladamente, y al encargado de la cooperativa, su amabilidad ya que nos permitió entrar y ver la maquinaria utilizada en el proceso de elaboración del aceite de oliva.
Nada más llegar nos enseñan las distintas etapas del proceso:

Primero se vuelca el remolque, se pesan las olivas y caen a un depósito para quitarles bien las hojas.



Después pasan por una cinta transportadora y caen a una maquina que quita el polvo y la tierra de las olivas con agua…














Tras ser triturada y machacada, por otra maquina, se forma el aceite, el cual es separado del agua…
















Por último vimos la bodega, que nos impresiono mucho por su gran dimensión.



Fue una experiencia muy bonita e interesante, nos lo pasamos muy bien y aprendimos mucho.
Entre risas, bromas y fotos, peinamos treinta olivos, aproximadamente 550 kilos.
¡¡Hasta la próxima!!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho esta esperiencia, porque la he experimentado pero ahora al leer esto la he revivido... y me ha parecido muy buen explicado...
sigue así!!!
:D :) bssss

Miguelo dijo...

parece q fue divertido

saludos

Jesús dijo...

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién,
quién levantó los olivos?

Miguel Hernández, 1937

TamyChenoa dijo...

Hola! Jo a mi nunca me ha gustado ir a coger olivas (quizás porque nunca lo había visto desde tu punto de vista jaja) Como ya te dije nosotros también necesitamos manos voluntariosas que nos ayuden a hacer la recolección jijiji.
Bueno un besito

Miguelo dijo...

te he mandado un correo diciendote como poner musica.

y por cierto me has dicho: 'me PODRIA DECIR como se hace??' de usted nooooooo que soy muy joveeeeeen :)

nos leemos, bye.

Anónimo dijo...

¡Hol Eva! Me gusta como describes un día de trabajo, puede convertirse en algo divertido y agradable. Me estoy aficionando a tu blog, así os sigo en las excursiones (y no me canso).
Besos. Que paseis felices días. Elena-Miguel

Artemisa dijo...

Hola Elena!!

Muchas gracias por tu comentario, me alegro de que te guste y que te aficiones a él. jiji

Muchos besos y ¡¡Feliz Navidad!!

Eva Morera