viernes, 28 de marzo de 2008

Continuamos por los Torrellones

Continuamos por los Torrellones

En una acogedora cueva, quien sabe si anteriormente habitada por prehistóricos...





Nos llueve pero seguimos adelante, con cuidado para no resbalar en las rocas y caer al precipicio…


La lluvia arrecia, nos ponemos las capas y seguimos… La senda nos lleva por una cornisa, ladeando un barranco…

Abundan las cuevas… y nos acercamos a esa imponente talla natural de más de 25 metros de altura, que llaman cariñosamente “el abuelo”… Resulta muy curioso cuando te encuentras justo a los pies y aprecias las estructuras tan caprichosas que el aire y el agua modela en nuestro viejo planeta…


Seguimos la senda y en otra cornisa... en la propia pared del cerro testigo se abre una oquedad hecha por el hombre, a modo de ventana, nos agachamos y al traspasarla descubrimos… ¡¡¡¡El Valle de la Aventura…!!!!


pero esto no os lo voy a contar ahora… Tendréis que descubrirlo vosotros mismos o esperar unas cuantas entradas a que le dedique un “ratico inolvidable”… que se lo merece ;)
Seguimos hasta llegar al mirador desde el cual se divisa todo el valle y los torrellones de donde venimos…


sale el sol, que nos calienta y con su agradable compañía comenzamos el regreso…


jugamos subiendo y bajando por las diferentes rocas…


De vuelta volvemos a ver el torrellón que tanto miedo me hizo pasar… A que se ve imponente?... pues imaginaros un castillo bien defendido en su cima!!...

































Por fin llegamos a la presa, donde nos esperaba el coche… ha sido un día muy emocionante…




Hasta pronto, queridos amigos!!

22 comentarios:

Miguelo dijo...

acabo de darme cuenta que el google reader no me avisa cuando actualizas. me he enterado por el correo q me has mandado... a ver si lo miro.

bicos

Raul dijo...

Hola Eva!!

Madre mia, que sitio mas curioso! debe ser muy bonito!

Nos vemos ;)

Artemisa dijo...

Hola Miguelo!!

Gracias por tu visita!! tu siempre tan rápido!!

Besazos!!

Artemisa dijo...

Hola Raúl!!

Gracias por tu visita! es verdaderamente bonito. ¿Acostumbras a hacer excursiones por Guadalajara?

Nos leemos!

Herhada dijo...

Hola artemisa!!

que hermosa frase esta que pusiste acá arriba!...

si que se ve imponente ese paisaje!...me encantó sobretodo la anteúltima foto en la que se va el pasto de fondo y el sol...hermoso!

qué terror el precipicio!..qué valientes al pasar por ahí!...me da vértigo de solo verlo!..:/

bueno, sigue hermoso tu blog como siempre!

suerte!

>>>_Herhada_<<<
El Quisquilloso On Line
http://www.elquisquillosoonline.blogspot.com

Artemisa dijo...

Hola Herhada!!

Me alegro que te guste la frase!! :)

Sí! en el principio pasé mucho miedo... pero fue una buena experiencia!

Gracias por tu visita ;)

Besos!

Merce dijo...

Hola Eva
Realmente la Naturaleza con su acción sobre sí misma genera cosas admirables, pero no menos admirable es la imaginación del ser humano para bautizar lo dsconocido con nombres que pertenecen a nuestra vida.
Un abrazo

Artemisa dijo...

Hola Merce!!

Gracias por tu visita. Me alegra saber que te gusta... tienes mucha razón en lo que dices ;)

Un abrazo

DGV dijo...

Este tipo de paisajes tienen un encanto especial, debe ser estupendo perderse por ellos (pero mejor no perderse del todo jaja).

Besos!!

Artemisa dijo...

Hola Dgv!!

Muchas gracias por tu visita! me alegro que te guste... sí mejor no perderse del todo!! ;)

Besos!!

Benjamín Gomollón dijo...

Eva, realmente eres incansable. No hay manera de deprimirse con todas estas excursiones que nos regalas... Y sin embargo, hay algo inquietante en la naturaleza, algo que no se agota con el asombro y la admiración de cada viaje, de cada mirada. Nos rodea con la inmediatez de sus cambios repentinos y a la vez nos transmite esa sensación de fijeza, de persistencia tenaz en las construcciones minuciosas y al parecer eternas que es capaz de erigir mediante la erosión. Contemplamos, en realidad, tan solo un instante, mínimo, de ese fluir cambiante de especies, de paisajes, de mares que se desecan, hielos que se resquebrajan, continentes que se deslizan. Pero es tan estrecha la rendija del tiempo humano que apenas la grieta que contemplamos es una estampa a nuestros ojos imponente y de apariencia inmóvil. Por eso quizá necesitas ir de un lugar a otro, arrebatar la variedad de las cosas, acumular los momentos sobre decorados diversos, porque somos tan pequeños frente a la naturaleza, tan desposeídos de tiempo en comparación a su eternidad inagotable, que necesitamos rivalizar con ella, atesorar su riqueza en una espléndida carrera, aun necesariamente insuficiente. Pero hay que felicitarte: tienes la indomable voluntad de saber, a través de las cosas, de los lugares. Y eso te hace apasionadamente humana. Gracias, Eva.

Anónimo dijo...

Verdaderamente pasamos raticos inolvidables recorriendo juntos esos lugares tan curiosos...
Y ahora, con tu cronica tan bonita, los redescubrimos con cada lectura... Dos excursiones al precio de una.
Javier

EL DRUIDA dijo...

HOLA ARTEMISA:
IMPREIONANTE, REALMENTE INCREIBLE TODO EL PAISAJE Y LA EXCURSIÓN POR LOS TORRELONES. ALGÚN DÍA QUISIERA IR PERO DADO A QUE ENO CUENTO CON MUCHO PARA ELLOS, BUE...
LO DEJAMOS AHÍ.
GRACIAS POR PASAR POR EL BLOG.
TE DEJO ESTA FIRM...
EL DRUIDA.

Artemisa dijo...

Hola Benjamín!!

Muchas gracias a tí, por visitarme y escribirme un comentario tan bonito. Me gusta mucho lo que dices de la naturaleza, desde luego es maravillosa e inabarcable.

Me alegro de que te guste.

Un abrazo

Artemisa dijo...

Hola Papá!!

Me agrada que disfrutes al leerlo y revivirlo ;)... tienes razón :)

Gracias por tu visita!!

Besos

Tu hija que te quiere

Artemisa dijo...

Hola Druida!!

Me alegro que te guste todo!! :)

Muchas gracias por firmar!!

Un saludo

Anónimo dijo...

Hola Eva:
Una excursión preciosa,donde la naturaleza no deja de maravillarte con esas esctructuras como el conocido torrellon del Abuelo...y todo su entorno.
¡¡¡Que podamos seguir maravillandonos juntas!!!.
Con cariño
Olga.

Anónimo dijo...

¿cuantos humanos habrán escalado aquellas rocas y obserbado a continuación el hermoso panorama que se desplega desde su cima...?, ¿cuantos vidas se esfumaron entre la impasibilidad de ese duro paisage, defendiendo o atacando un viejo castillo del que ya no sostine sus largos años en pie...?, cuantos soplos de viento habrán recorrido el basto y desértico paisage envolviendo la magestuasidad de las rocas...?, ¿cuantas tormentas, nevadas y granizos habrán azotado su manto de vida, piedra y polvo...?, ¿cuantas aves habrán sobrevolado los amplios barrancos cayendo en picado sobre la grandeza de los valles y riscos...?...nunca lo sabremos, pero cada uno de aquellos pehistórico, de aquellos guerreros, musulmanes o cristianos, cada una de esas personas sí sabían que estaban construyendo, por encima de esos castillos y aldeas, la historia de ese lugar. Los fenómenos naturales culminan ese proceso que pincela el paisage de vida, de velleza, de misterio...Tal vez es ese misterio el que nos atrae empujándonos a seguir la excursión, a coronar otra roca, a disfrutar un domingo más de esos magníficos paisages.
Tatanka Yotanka

Artemisa dijo...

Hola Mamá!!

Eso espero!! muchas gracias por tu comentario, de verdad que es una preciosidad de excursión.

Besos

Tu hija que ta adora

Artemisa dijo...

Hola Tatanka Yotanka!!

Me ha encantado tu comentario, gracias por dedicar un poco de tu valioso tiempo a estos "Raticos Inolvidables" que tanto disfrutamos juntos... GRACIAS!!

Besos y abrazos

Pepelu dijo...

Es una excursión muy agradable y entretenida, sin duda otro ratico inolvidable.
Me he quedado con ganas de que expliques lo del "Valle de la Aventura". Bueno, esperaré mientras publicas tus otros viajes. Mientras sigas contándonos tus aventuras...

Un beso!

Artemisa dijo...

Hola Pepelu!!

Que alegria verte por aquí!! sí, le dedicaré una entrada al Valle de la Aventura ;) pero de momento seguiré con las excursiones...

Gracias por comentar!

Un beso!