lunes, 17 de diciembre de 2007

Las Saladas Monegrinas

Las Saladas Monegrinas:

Hoy, 16 de Diciembre, hemos ido al “desierto” de Los Monegros, para contemplar las alucinantes saladas… Primero hemos visto una laguna endorreica, arreglada por el hombre, medio helada pero con muchas aves acuáticas que estaban tomando el sol, para mantenerse calientes… nada más vernos, nos han venido a recibir… Lastima que no llevásemos nada para darles de comer. Sus plumajes eran de colores, muy bonitos…






















Después de seguir un pequeño tramo por la carretera, llegamos a la antigua fabrica (Siglos XVII y XVIII) que extraía la sal de la laguna salada, de forma artesanal para el consumo doméstico. Junto a ella se encuentra la salina de la playa, es la más importante, con unas 230 hectáreas… tiene 2,700 x 1,500 En este momento, no hay nada de agua, así que podemos apreciar un blanco fondo, es impresionante, parece que este toda nevada… pero en cambio es sal…



El paisaje era sorprendente e increíble, y el tiempo muy bueno, el sol gracias a la sal, calentaba mucho ya que aumentaba el efecto de los rayos…
Seguimos disfrutando de el paisaje, nos llama mucho la atención, las múltiples huellas que han dejado los animales, unas se parecen a las de ciervo, otras a las de conejo, también hay de zorro…

Aquí, mis hermanos disfrutando del hermoso entorno salado
















Aunque parece mentira, en estas tierras salitrosas, hay muchas variedades de vegetación, como las: “Cianofíceas Filamentosas” una clase de algas, la “Ruppia Drepanensis” y la “Tolypella Hispanica”, también hay romero, tomillo, espigas… Pero ni un solo árbol…





Fotos de alucine… jeje




















Después de comer, seguimos paseando por la gran salada, observamos las distintas partes: “el acantilado, la costa y el inmenso océano”



Atravesamos la salada llamada: “de Pueyo”, es de menor tamaño que la anterior, pero igual de impresionante… para que os hagáis una idea los puntitos que se ven en la foto somos nosotros tres!!


Seguimos caminando hasta llegar a otra laguna, también seca y blanca… Nos gusta mucho…

De vuelta decidimos atravesar la Playa por el medio… parecía poco trozo, pero resultaron ser unos 2 km, como se pierde la noción de la distancia en el desierto!!, vemos el atardecer desde el centro de la salada, es precioso el espectáculo…



Conforme anochece, empieza a refrescar, y baja mucho la temperatura…

Para acabar y con el atardecer quedan sólo nuestras sombras en la solitaria y silenciosa salina…


Al final me he quedado con un bolsa de diamantes (mis diamantes son los buenos recuerdos, los raticos inolvidables)…


Hasta la próxima!!

7 comentarios:

Jesús dijo...

Bonitas sombras,

¡Atardecer!¡Atardecer!
¡Atardecer!
¡Atardecer!
¡Atardecer!
¡Atardecer!
¡Atardecer!¡Atardecer!

Mmm...

...things are quiet here right now...

Miguelo dijo...

vaya no paras. de donde sacas el tiempo??? jjj

Artemisa dijo...

Hola Jesús:

Muchas gracias por tus comentarios :)
Siento mucho no haber podido contestarte antes, no he tenido mucho tiempo...

Me alegro de que te gusten las sombras y el atardecer...

Bueno ya me traduciras el comentario en latin, como ya sabes no tengo ni idea...

Besos y Feliz Navidad.

Artemisa dijo...

Hola Miguelo:

Muchas gracias por tus comentarios :)

No he podido comentar tus entradas, ni contestarte... Lo siento mucho, no he tenido tiempo:(

de ahora en adelante espero poder comentar todo lo que publiques!!

Besos y Feliz Navidad

Miguelo dijo...

tranquila, no importa. ademas tampoco te quiero torturar con todo lo que escribo. jjj


feliz navidad

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola... muy bonitas fotos, te conocí en el blog de miguelo, soy de Montevideo Uruguay y voy a volver pronto a visitarte.

Te espero por mi blog... si tenés algo de tiempo entre tanto viaje...

Mientras te deseo feliz navidad.

Nos vemos ¿si?
Linda música también.

Artemisa dijo...

Muchas gracias Mónica por tu comentario!!

La próxima excursión me gustaría hacerla a Uruguay, pero me conformaré con una foto que me mandes :)

Me alegro de que te gusten las fotos y la música...

Seguiremos leyendonos.

Besos,
Artemisa