domingo, 13 de junio de 2010

San Martín de la Val de Onsera

San Martín de la Val de Onsera

Esa mañana me desperté con la ilusión especial que sólo se siente en los momentos más felices… tras comprobar que el sol brillaba lejos de las nubes, supe que el día iba a ser un gran “Ratico Inolvidable”…

volvemos a mi excursión favorita… a mi sitio preferido, y con una gran compañía… comenzamos a caminar por la senda entre risas, flores y rayos de sol… la felicidad nos acompaña…



El barranco esta lleno de vegetación… y en los lugares que se estrechan sus paredes, aprovechamos para jugar y divertirnos…



llegamos a una zona más recogida, que nos protege unos momentos del potente sol… y allí, leemos la leyenda de San Martín de La Val de Onsera, escrita por mi querido amigo, Javier Casasús



¡Que emocionante!… y que miedo… después de leerla nadie quería quedarse de noche en el valle… así que ¡¡a caminar!!! Y poco a poco llegamos a los pasos más entretenidos…



¡Que paisaje tan encantador!… nunca me canso de contemplar este panorama… vendría todos los domingos…



¿Aguantarán nuestro peso estos maderos?...



Ya estamos llegando al collado… ha habido suerte… no hay bajas por ahora ;)



sólo quedan las ultimas dificultades antes de llegar al monasterio…



De repente, entre la verde y abundante vegetación, vislumbramos el campanario del monasterio. Siempre me deslumbra este romántico lugar… no sé si es por su tranquilidad, hermosura, misterio… pero me atrae desde el primer día que lo conocí…



Es preciosa la cascada natural que cae desde lo alto de la montaña… todo esta en armonía… ¡¡que bella es la naturaleza!!



Las horas se nos pasan rápido y sin apenas darnos cuenta… ya es la hora de volver… nos despedimos con pena de este maravilloso lugar y con la esperanza de volver otra vez…



De vuelta nos internamos por un barranco escondido… con parajes de ensueño…



Espero que hayaís disfrutado de este lugar… en el siguiente post os contare unos bonitos hechos que nos ocurrieron gracias a mi padre… allí nos vemos ;)


Mil gracias, Candela por dedicarme un ratico de tu tiempo y regalarme una plantilla tan bonita para mi blog… simplemente eres genial ;)



PD1: Muchas gracias por visitarme y comentarme, vosotros dais vida a este blog… os merecéis un regalo, así que a partir de ahora entregaré un premio al mejor comentarista (realizado por Fair Lady, gracias por permitirme su uso, linda :))… lo publicaré al final de cada post, cuando haya publicado el siguiente. ¡¡SUERTE!!



Comentarista ganador del post anterior:

Gracias por vuestra agradable visita, me encantan vuestras simpáticas, dulces y cariñosas palabras…

Esta vez el premio, es para mi querido padre y amigo: Javier Morera

Aquí tenéis su comentario, espero que os guste:



“Querida Eva:

Los desiertos nos dan cierto respeto por sus condiciones difíciles para la vida… por sus rigores de temperatura… por la escasa presencia de animales y de plantas… pero, sobretodo, nos asustan por lo que significa su nombre… ¡están solitarios! y abandonados… desiertos… y te puedes perder… o te puedes encontrar… contigo mismo… en el silencio de la soledad… en tu mismidad… y conocer tu identidad…

¡Puede ser un buen lugar para encontrarse con una excelente mujer como tu!

Javier Morera”


4 comentarios:

Damned dijo...

:)

Ha sido un placer!

Irene Morera dijo...

Bonitos recuerdos... que alegres momentos... Siempre es un palcer compartirlo contigo, con mi adorada familia y con Rosa! =) besos para todos, y uno muy grande para ti! teeQ! =P

Rosa dijo...

Eva, no me extraña que sea tu excursión favorita. El lugar es impresionante, escondido entre montañas, vegetación, agua, resulta especial, único. La compañía fue inmejorable, el tiempo...sin lluvia, los osos no aparecieron, trotamos y compartimos risas y gratas sorpresas en un día que resultó de leyenda.
Mil gracias y mil besos a todos.
Rosa

Ryoga dijo...

eva parece un gran lugar y a mi tampoco me extraña que sea esta tu excursión favorita,y si además de difrutar de la naturaleza vas bien acompañada por la familia pues normal que sea un ratico inolvidable.un gran post,como siempre

besos